7 métodos muy efectivos y caseros para saber si estás embarazada sin tener que comprar una prueba de embarazo

¿No te ha llegado tu periodo menstrual y piensas que estás embarazada? Si bien las irregularidades menstruales se deben a varios aspectos de salud, la primera opción que se nos cruza por la mente es el hecho de estar en cinta. Actualmente, la mayoría de los métodos para saber si se está en estado son muy costosos.

Sin embargo, existen algunas formas sencillas que te pueden servir para saber si estas en la dulce espera, lo mejor de todo es que son completamente caseros, con materiales muy económicos y con resultados infalibles. La efectividad de estas pruebas caseras es tanta, que muchas personas las han recomendado. Por eso hoy hablaremos de las más eficaces.

7 métodos caseros para saber si estás embarazada
Métodos caseros de embarazo

Para todas estas pruebas es necesaria tu orina, pues en estos casos es el principal ingrediente para saber si tienes el cambio hormonal producto del embarazo, así que prepárate mentalmente para escoger un solo método o intentar con todos, es tu criterio.

Orina en recipientes de vidrio:
El envase debe estar completamente limpio, seco y con tapa hermética, de esta manera podrás taparlo con la orina dentro y refrigerarlo durante toda la noche hasta que se enfríe lo suficiente. Notarás que se forman unas especies de partículas o espuma blanca. Si ese resultado se encuentra en el principio de los flujos urinarios, quiere decir que estas embarazadas, en cambio, si lo notas en el fondo del envase, es negativo el resultado.

Azúcar:
Toma 3 cucharadas grandes de azúcar y colócalos en un recipiente, orinas en él y esperas un rato. Si el endulzante se disuelve, no estás en estado. Si notas que se empieza a convertir en grumos o en pasta, ¡Felicidades, serás mamá!

Aceite:
Mezcla unas cuantas gotas de aceite con tu evacuación urinaria, sabrás si estás embarazada cuando ambos líquidos se unan, de lo contrario, simplemente tienes un descontrol menstrual.

Vinagre:
La prueba más usada en muchas partes del continente americano. Combina una gran cucharada de vinagre con tu orina y deja reposar por 10 minutos. Cuando se está en etapa de gestación, el líquido tiende a cambiar de color y a producir espuma, mientras que cuando se mantiene las hormonas en un nivel neutro, solo cambia la consistencia.

Cloro:
La combinación de los flujos urinarios con este potente químico puede varias dependiendo del estado hormonal. Generalmente cuando se está en pleno ciclo gestacional, el líquido cambia y produce una reacción espumosa.

Crema dental:
En un plato limpio, colocas un poquito de pasta de dientes y la mezclas con 5 gotas de tu orina, si llega a reaccionar causando burbujas, espuma o un cambio de color hacia un tono azulado, serás madre.

Hojas de diente de león:
Sabrás si el resultado es positivo cuando, por la mezcla de estas hojas y tu evacuación urinaria, cada hoja tenga puntitos rojos. Asegúrate de dejarlas reposar por 10 minutos y cubrirlas por completo con el líquido corporal.

Tags:

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *